FANDOM


Información Personal:

 



Planeta de Nacimiento:Tatooine
Anakin-skywalker-standup
Edad:30 o 31 (Aproximadamente)

Altura:1.85

Sexo:Masculino

Afiliación:Republica Gálactica & Orden Jedi

Color de Cabello:Café

Color de Piel:Carne

Color de Ojos:Azul


Anakin Skywalker es el Maestro de Ahsoka Tano y es un gran Jedi, de hecho, se creía que el era El Elegido, quien trairia el valance a la Galaxia y destruiria a los sith. El tiene un alto nível de Midiclorianos, y es muy bueno usando la fuerza, el desobedeció a la Orden Jedi y se caso con Padmé Amidala.


Guerras Clon Editar

La Nueva Padawan
Poco después de que Anakin fuese ascendido a Caballero Jedi en las campañas provenientes que organizó junto a Obi-Wan en el Borde Exterior, Yoda envió una mensajera Togruta a llevarles refuerzos durante la Batalla de Christophsis, resulta que la mensajera fue asignada de Obi-Wan a Anakin como aprendiza Padawan.

Al principio Anakin no le prestó mucho atención a la "niña" como la llamó al principio, pero a medida que avanzaba y se intensificaba la guerra fue tomándole cariño a Ahsoka y la recibió como su aprendiz.

Batalla en Christophsis Editar

'Este lugar ésta Libre'


Bueno, improvise

-Anakin y Obi-Wan


Cuando Christophsis fue invadido por los Separatistas, los civiles convocaron una señal de auxilio a los sistemas de la República, y Anakin y Obi-Wan fueron enviados rápidamente al planeta a ayudar a la milicia, junto con el Comandante Clon Cody, y el Capitán Clon Rex. Colocaron una larga defensa de dos torres, y se prepararon mientras avanzaban las fuerzas de infantería droides, que aparentemente no conocían la presencia de los Jedi en el planeta. Sin embargo, los droides les llevaron la delantera, dividiéndose e infiltrándose entre sus torres de vigilancia, y para cuando Obi-Wan se percató de lo sucedido, los droides del batallón proveniente invadieron su edificio y los atacaron. Anakin pidió la asistencia de Hawk para la evacuación, y junto con Rex, prosiguieron a ayudar a Obi-Wan. Lograron escapar de las torres atestadas de droides, y en el camino, conseguir la preciada información de la memoria de la cabeza de un droide táctico.

Sin embargo, lo que había hecho aquel droide, no era más que informarle a los Separatistas, la ubicación de los Jedi. Obi-Wan sintió que era posible que alguien de su escuadrón pudo haberlos traicionado, y desde hacía tiempo ya. Obi-Wan y Anakin le pidieron clandestinamente a Cody y a Rex buscar a ese traidor, mientras que ellos se infiltraban en las líneas enemigas. En el camino, descubrieron que muchísimos droides los observaban, pero sin afán de dispararles, y Anakin dedujo que podían estar yendo hacia una trampa. Y efectivamente, cuando llegaron, encontraron a Asajj Ventress, y los tres se batieron en duelo. Los Jedi intentaron derrotarla y apresarla varias veces, pero debido a sus saltos, fue capaz de evitarlo, y cortar con sus espadas el piso debajo de ellos, dejándolos un piso más abajo. Ventress se burló de ellos, y los obligó a ver cómo un completo ejército de droides invadía y destruía la ciudad. Los Jedi lograron escapar en STAP, y Ventress le ordenó entonces, al General Whorm Loathsom irse a la ciudad, dejándolo sólo y yéndose.
Al regresar a la base de la República, Anakin y Obi-Wan descubrieron que Rex y Cody habían hayado al traidor, quien resultó ser Slick. Anakin le preguntó a él, que por qué había traicionado a sus hermanos, y Slick le contestó que la tiranía de los Jedi era la culpable de sus actos, debido a que los habían esclavizados. Cody y Rex le dijeron entonces, que si lo que quería era ayudar a sus hermanos, no debería ponerlos en riesgo, y lo llevaron al calabozo como prisionero.

Anakin y Obi-Wan se las arreglaron para acabar con el primer batallón de droides, y enviaron a sus transportes para que regresaran por reguerzos. Un segundo batallón llegó dentro de poco, y mientras Obi-Wan y Cody mantenían una batalla en el centro de la ciudad Cristal, contra los droides de combate, Anakin y Rex, junto con la Compañía Torrente, derribaron a los tri-droides. Esto, junto al uso que le dieron los soldados a los cañones pesados, hizo que Loathsom se retirara sin más opción. Dentro de poco, llegaría uno de sus transportes, con una joven Togruta Jedi, llamada Ahsoka Tano, quien traía consigo un mensaje urgente, por el cual debían de regresar a Coruscant. También señaló ser la nueva Padawan| pádawan asignada a Anakin.

Desafortunadamente, Loathsom, quien no resultó ser tan ingenuo como creían los Jedi, activó un expandido escudo deflector, con sus ejércitos avanzando, pero protegidos dentro de este, todo para no ser víctimas de los cañones. Anakin y Ahsoka lograron infiltrarse dentro del escudo, colocando una caja sobre ellos y avanzando despacio. Después de que Ahsoka los condujera accidentalmente hacia un droideka, además de que alertara a unos droides gigantescos, los dos lograron destruir el generador del escudo, permitiéndole a la República disparar los cañones, y acabar con los droides. Los Separatistas de Christophsis finalmente se rindieron ante Kenobi, y Anakin aceptó entonces a su pádawan.


Editar

Anakin y Ahsoka fueron reasignados a otra misión de vital importancia - para rescatar a Rotta, el hijo de Jabba el Hutt, del planeta de Teth. Persiguiendo a su objetivo en el sistema, junto con el Capitán Rex y la Compañía Torrente, Skywalker escaló un enorme barranco custodiado por droides separatistas, para poder alcanzar un monasterio en la cima. Ambos pudieron escapar de Ventress, quien mantenía al bebé Huttlet capturado en las mazmorras. Al descubrir que Rotta estaba gravemente enfermo, los Jedi tuvieron que marcharse en el carguero El Crepúsculo, intentando abordar en el crucero Espíritu de la República. Sin embargo, cuando su hangar fue completamente destruido por cazas separatistas, se vieron forzados a huir en el Crepúsculo hasta Tatooine. Afortunadamente, pudieron salvar a Rotta gracias a unas cuantas medicinas dentro del carguero.

El Crepúsculo fue víctima de disparos separatistas en pleno espacio de Tatooine, lo que dañó sus sistemas y Anakin y Ahsoka se vieron obligados a aterrizar forzosamente. Los Jedi tuvieron que dividirse, con Anakin actuando como el señuelo que podía ser su aprendiza. Dooku, quien todo ese tiempo había estado negociando con Jabba, interceptó a Skywalker en el desierto, y envió a sus magnaguardias a buscar a Ahsoka, de manera de que si ella llevara consigo al hutt, fuera directo al castillo, y le hiciesen pagar caro por los engaños Sith de Dooku.Tras un corto duelo, Skywalker logró robar el speeder de Dooku y escapar lo más rápido posible hacia el palacio de Jabba para salvar a Ahsoka de la trampa. Cuando Jabba se enorgulleció de ver regresar a su hijo, culpó a los Jedi por la demora y ordenó su ejecución. Afortunadamente, la intervención de un holograma de la Senadora Padmé Amidala, quien había averiguado las amistades entre Dooku y el tío de Jabba,Ziro, salvó las negociaciones y Jabba quedó gratamente convencido. Al enojarse tanto de los engaños separatistas, Jabba le permitió a la República las rutas hiperespaciales hutt para que pudieran transitar sus refuerzos libremente por el Borde Exterior, y le pidió a los Jedi que llevaran a Dooku ante la justicia.

Editar

Artículo principal: Cruzada contra el MalevolenciaLuego, Anakin y Ahsoka se dirigieron a rescatar a Plo Koon, quien había sido obligado a escapar de una turbulenta batalla abordo de una cápsula de escape, con un limitado grupo de soldados clones en el sistema Abregado. La única habilidad de Ahsoka para percibir al Maestro Plo a través de la Fuerza, hizo que Anakin se percatase de lo sucedido, tras una fallada búsqueda, y también contaba el hecho de quePadawan tuviera una visión en La Fuerza y supiera dondé ésta Plo Koon. Tras varios minutos, encontraron al Maestro Koon, y a sus clones, y los rescataron. Koon les informó acerca del "arma secreta" que los Separatistas habían estado usando, no era más que un cañón de iones, el cual tenía la tecnología necesaria para despojar a las naves de cualquier tipo de defensa. En ese momento, la nave que portaba el arma, conocida como el Malevolencia atravesó el campo de escombros, obligándolos a desconectar todos los sistemas vitales para que no fuesen detectados por sus comandos. Sin embargo, olvidaron apagar a un droide médico que llevaban. Fue detectado por el Malevolencia, el cual respondió disparando el cañón de iones. El  logró escapar la ola iónica saltando al hiperespacio, llevando consigo la información del arma Separatista, para divulgarla en espacio de la República.

Poco después, Anakin ideó un plan para utilizar bombarderos Ala Y, en un ataque clandestino y atrevido al Malevolencia, el cual llevaba como objetivo primario, el hecho de matar al General Grievous, y asegurar así un rápido fin a la guerra. La República logró rastrear el curso del súperarma Separatista, hacia la Estación Medicinal de Kaliida, y en un intento por llegar antes que el acorazado, el grupo de bombarderos hizo su camino por medio de la Ruta de Balmorra; sin embargo, el grupo ignoraba totalmente que iba a toparse con mantis Neebray. Tras escapar de milagro de allí, el grupo de bombarderos entró en combate con el Malevolencia, llevando en el intento muchas pérdidas. Cuando se volvió más que aparente que la estrategia original fracasaría, Ahsoka, como artillera de su Maestro, sugirió un cambio en el plan. Para que todo no terminara en fracaso, el Maestro Koon le planteó a Anakin la idea de que los bombarderos destruyesen lo primordialmente importante en el asunto, que era el cañón de iones, los cuales empezaban a rescargarse, directo a la estación médica. Esta estrategia probó ser exitosa, y el Malevolencia quedó casi completamente destruido, y, justo en ese momento, las fuerzas del Maestro Kenobi llegaron al sistema, con tres cruceros de la República, que comenzaron a perseguir al Malevolencia en retirada.Anakin, Obi-Wan, Ahsoka y el Master Plo Koon comenzaron la etapa final del ataque al Malevolencia, cuando recibieron una transmisión entrante de Padmé y Threepio, los cuales habían sido atrapados por el Malevolencia mediante un rayo tractor. Anakin, Obi-Wan y Artoo pilotearon al Crepúsculo y entraron en el Malevolencia sin mucha dificultad, debido al caos causado por todo el desastre. Separándose, Anakin encontró a Padmé, y ambos se dirigieron al puente de mando del Malevolencia, donde Anakin alteró los mandos principales de la computadora de navegación, y los puso en trayectoria hacia una luna cercana. Entonces, ambos se encontraron con Obi-Wan, Threepio y Artoo, y los cincos escaparon en el Crepúsculo. Con el Malevolencia destruido, regresaron en sana paz a la flota de la República.

Unas pocas semanas después, mientras investigaban el paradero del General Grievous y su flota, Kenobi y Skywalker se vieron forzados a ayudar al Comandante Cody y al Capitán Rex,, cuando ambos se batieron contra unas fuerzas Separatistas en la luna Rishi. La flota de los Jedi llegó justo a tiempo para enfrentarse a la de Grievous en ese sistema, pero el fracaso de las fuerzas Confederada en la luna, forzó al general kaleesh a salir del sistema en retirada.http://

Editar

 :―Anakin abordo del Garra del Buitre

Tras la derrota de la República en Falleen, la flota de Grievous se dirigió a atacar el sistema Both. Anakin y Ahsoka se prepararon para defender el estratégico y valioso sistema. Grievous atravesó el campo de asteroides del planeta, en una masiva fuerza para atacarlos, y Anakin lideró un pequeño grupo de cazas V-19 en su caza personal con R2-D2. Mientras la flota Separatista comenzó a atacar los cruceros de la República, haciendo casi que una inminente derrota la situación de la República, pero Anakin reveló su "sorpresa" a Grievous: habiendo lanzado a varios AT-TE en el campo de asteroides. Los vehículos blindados comenzaron a atacar las fragatas Separatistas en una emboscada, y los cruceros clase Venator atacaban desde su posición frontal. Derrotado, Grievous huyó hacia su caza y escapó de la batalla. Anakin intentó perseguirlo en su nave, pero los escombros de las fragatas desintegradas, regados por el espacio, causaron un daño muy grave al caza. Afortunadamente, el Capitán Rex pudo rescatarlo, pero tras recuperarse, se percató de que Artoo estaba extraviado.

Con Artoo desaparecido, se le otorgó a Anakin un droide astromecánico que lo reemplazara, R3-S6, pero el Jedi se convencía de que Artoo jamás iba a poder ser sustituido. En un intento para encontrar a su amigo, Anakin fue junto con Ahsoka abordo del Crepúsculo, para investigar a fondo el campo de batalla abandonado. Al encontrar su caza dañado, sin ninguna señal de Artoo, Anakin prosiguió a investigar en un cercano carguero de salvamento, ignorando que su dueño, el trandoshano Gha Nachkt ya había encontrado el droide y prometídoselo a Grievous.

Tras regresar a su crucero, Anakin le informó a Obi-Wan de la fracasada búsqueda de Artoo. Obi-Wan entonces le encomendó a Anakin la labor de encontrar el puesto de espionaje Separatista, que aparentemente había estado investigando sus transmisiones en los últimos meses, explicando la ventaja que los Separatistas habían tenido en las últimas batalla, y antelación a sus estrategias. Anakin fue a investigar en el espacio cercano del punto de encuentro con R3, en busca de la estación, pero, desafortunadamente, el droide activó la señal de rastreo masiva del caza de Skywalker, alertando a Grievous de su posición. Anakin logró entonces evadir un ataque por cazas Buitres, y Ahsoka Y Rex lograron rescatarlo en el Crepúsculo. Tras reprender a R3 por casi haberlo asesinado, Anakin mantuvo la creencia de que Artoo aún se hallaba perdido en el espacio, y que necesitaban buscarlo.http://

Editar

 :―Anakin rescatando a Artoo de MagnaGuardias

Tras recibir una transmisión de Artoo, Anakin logró rastrear la señal del androide hasta la Estación Skytop, el puesto espía que habían estado buscando. Anakin envió a Ahsoka y a los clones a destruir la estación, mientras él se iba a buscar a su droide. Anakin encontró pronto a Artoo, siendo llevado lejos por los MagnaGuardias de Grievous. Tras un corto duelo los destruyó a todos y salvó a Artoo. Anakin entonces partió junto al astromecánico al hangar sur, para escapar definitivamente con su equipo, pero tras encontrarse con Rex y Denal, descubrió que Ahsoka se había enfrentado a Grievous sola, y enviado a los dos clones a completar la misión. Cuando el grupo de dispuso a volver a ayudar a Ahsoka, quedaron rodeados de droides de seguridad invocados por R3, quien resultó ser un espía de Grievous. R3 también activó a tres Cazas Buitre. Varios droides B2 se unieron al grupo de B1, y el enfrentamiento comenzó. Cuando Ahsoka regresó, Anakin la regañó por haberse enfrentado a Grievous sola, y, posteriormente, envió a Artoo a encontrar controles en el puente de emergencia, para poder abrir las compuertas selladas por R3. El grupo logró destruir al resto de los droides, y cuando Artoo destruyó a R3 y desactivó los controles de seguridad del hangar, Anakin dirigió al Crepúsculo fuera de la estación, y condujo su caza a buscar a su astromecánico. Al conversar con un molesto Obi-Wan, Anakin le dijo a Ahsoka que Artoo era más que un droide, también era un amigo.


Obi-Wan y Anakin lograron rastrear la posición de Dooku, abordo de una fragata, y Anakin diseñó un plan para abordarla. Sin embargo, una vez adentro, fue capturado por fuerzas de seguridad separatistas, y Obi-Wan no tuvo otra alternativa más que ir a rescatar a su compañero. Al liberar a Anakin, ambos Jedi confrontaron a Dooku mientras el Resuelto entraba en combate con la fragata, pero Dooku logró escapar en su Velero Solar, y los Jedi comenzaron a perseguirlo. Desgraciadamente, ambas naves de los perseguidores fueron derribadas, y se estrellaron forzosamente en Vanqor. Dooku atrapó a los dos Jedi en una caverna cercana, y robó la espada láser de Anakin, pero, mientras era transportado hacia el mundo cercano de Florrum, por unos piratas, fue capturado por estos y mantenido como rehén. Tras confrontar a un gundark y a gas venenoso, Obi-Wan y Anakin fueron rescatados por Ahsoka, la cual no se satisfació al ver que su Maestro había dejado escapar a Dooku.

Hondo Ohnaka, líder de los piratas captores de Dooku, se comunicó con el Alto Mando de la República, buscando entregar a Dooku a la justicia por un millón de créditos. Anakin y Obi-Wan fueron enviados a Florrum para confirmar que Dooku estaba en efecto captivo por los piratas, pero tras informar de lo sucedido al Alto Mando, también fueron capturados, viendo que los piratas deseaban un monto mucho mayor al prometido originalmente. Los dos Jedi se vieron forzados a formar una incómoda alianza con Dooku para escapar de la fortaleza pirata, pero tras múltiples intentos de escape, los Jedi fueron torturados. Afortunadamente, el Representante de Asociación Planetaria Jar Jar Binks, enviado junto con el respetado Senador Kharrus a pagar el rescate, y, accidentalmente destruyeron la central eléctrica de la fortaleza, y Anakin y Obi-Wan lograron escaparse. Los dos recuperaron sus espadas de luz, pero dejaron a Ohnaka libre en el planeta, y prometieron que no volverían a encontrarse. Dooku, sin embargo, escapó por otra parte, por su cuenta, y jurando vengarse de lo sucedido en el planeta.